9 mar. 2012

Shogayaki

 





 
Ya sabes que a Rikki le encanta el pescado, pero cuando se trata de elegir un plato favorito, probablemente te dirá que se decide por el Cerdo Shogayaki. Es una forma de preparar el lomo de cerdo con genjibre con resultados absolutamente sublimes. Sí, te lo decimos siempre... pero esta vez es muy en serio: no puedes dejar de cocinar este plato.

Para 2 personas, necesitaremos:
* 300 gr. de cabeza de lomo fresco en filetes (con chuleta de cerdo también queda fenomenal)
* 100 ml. de salsa de soja Yamasa o Kikkoman
* 30 ml. de mirin
* 2 cucharaditas de jengibre fresco rallado.
* Unas gotitas de aceite de sésamo, no es imprescible, pero da un sabor riquísimo.
* 20 ml. de sake (o vino blanco seco local), opcional.
* Harina (sólo si no lo vas a marinar).
* 1 cebolla

Preparación:

Es muy sencillo, dependiendo del grosor de tus filetes, podrás decidir si quieres marinarlo o no.

A) Sin marinar: necesitas que los filetes sean finitos. Básicamente, debes dar unos cortes al borde de cada filete, para seccionar los nervios y que la carne no se contraiga cuando la pones en la plancha.
Mezcla la salsa de soja, el mirin, el jengibre y el sake en un bol
A continuación, pones la cebolla picada en la plancha (que estará bien caliente), pasas los filetes por harina y los marcas en la plancha. Después añades la salsa y bajas el fuego para que reduzca y el lomo coja sabor.


B) Marinando el cerdo y la cebolla: cuando los filetes son más gruesos o usas chuleta, te puede interesar marinar el cerdo y la cebolla picada en la mezcla de soja, mirin, jengibre y sake.
Lo propio es que esté sumergido en la marinada entre 15 minutos y una noche entera (en la nevera). De esta forma, la carne y la cebolla se contagian de todo el sabor de la mezcla  y quedan más tiernos. El resultado es tremendo y puedes guardar la marinada en un tupper para otro uso (hasta 2 semanas, no más).

Al sacar el cerdo de la marinada, escurre un poco los filetes (que no goteen demasiado). Debes calentar una sartén con un poco de aceite. Es importante que la sartén esté bien caliente pero que el fuego no esté muy fuerte, para que los filetes se hagan por dentro.
Cuando estén hechos, añade un chorrito de la marinada restante y redúcelo para que se haga salsa.


Puedes acompañar tu shogayaki con arroz o ensalada, te va a encantar.
Omeshi agari kudasai!






No hay comentarios:

Publicar un comentario